martes, 23 de junio de 2015

EL TEATRO DE LA VIDA

El mundo real está lleno de máscaras y disfraces, listos para que interpretemos
los más variados papeles de protagonista en el gran teatro de la vida, con un público
ávido de espectáculo.

El decorado cambia constantemente a medida que vamos interpretando losdiferentes
papeles. Aparecen situaciones en las que la máscara y el disfraz ocupan un lugar
esencial en el ritmo de los acontecimientos y hacen que la representación pueda
convertirse en drama o comedia.

Al finalizar la obra, cuando nos retiramos de la escena y nos quedamos a solas
con nostros mismos, delante del espejo, sin más adorno que las arrugas en el
rostro, podemos contemplarnos sin disfraz, , sin público ni teatro y observar
como esa máscara, ahora inherte y vacia en el tocador parece que nos mira
a través de esas enormes cuencas vacias en un momento casi mágico.

Al final, la gran obra ya no es lo más importante, el ego ya no precisa esconderse
tras la máscara, dónde el único ropaje  es tan etéreo como innecesario,dónde lo
único que siempre ha importado es la experiencia.





viernes, 14 de febrero de 2014

LA CIUDAD


La ciudad es una gran prisión en la que los barrotes
de las celdas son invisibles y desde dónde observar
el mundo carece de sentido ya que las ciudades se
han ido construyendo sin observar las mínimas leyes
universales, prometiendo a las gentes rurales sueños
de libertad que el campo no puede dar.

Manipulados y observados como animales enjaulados,
haciendonos creer que el hacinamiento, el sufrimiento
y la pérdida de contacto con la naturaleza son la panacea.
.
Que la felicidad consiste en posesión, obsesión y
aislamiento, cuando realmente todo ello nos aleja
de nuestra propia naturaleza y por tanto de la
auténtica felicidad.

La libertad está dentro de nosotros y tomar conciencia
de los barrotes invisibles y del lugar en el que deseamos
vivir, nos da la fuerza interior para cambiar la prisión por
la libertad. 
 

 

lunes, 10 de junio de 2013

EL SONIDO

El sonido interno, inaudible para el oído, da forma a nuestra estructura ósea y a nuestra carne.
Dicho de otra forma. En el principio era el verbo...(Juan 1:1-3), el sonido interno está conectado
con las palabras mentales que empleamos al pensar pero separado de ellas.

Más allá de la mente, el sonido cambia, desconectandose de los sentidos en un ronroneo
silencioso dónde solo existe el vacio, donde lo inmaterial cobra vida, ocupando espacio
entre la materia y haciendo visible lo invisible.

jueves, 28 de febrero de 2013

DESPUES DE 2012

Llegó el ansiado 21 de diciembre del 2012 y parece ser que no paso nada
digno de mención. Se ha hablado hasta la saciedad del fin del mundo, del
principio de una nueva era, de invasiones estelares y una vez más, nuestros
sabios ancestros estaban en lo cierto. Me refiero a los mayas, su calendario
 y sus interpretaciones.

En Occidente tenemos la costumbre de analizar, adaptar y sintetizar culturas,
ritos y costumbres de otros de paises en tiempo record, además de adaptarlas
al tiempo presente, cuando los vestigios de las mismas se remontan a siglos
atrás.

Llevamos tiempo anhelando un final, un despertar, un cambio e incluso algunas
personal un "final de los tiempos" y estamos tan ciegos que ni siquiera somos
capaces de verlo. La sociedad está colapsandose en una espiral vertiginosa
en la que sólo parece que hay corrupción, injusticía, dolor y un infierno para
algunas personas. Las guerras azotan el planeta más que nunca con su avanzada
tecnología para matar más rápido y anhiquilar al advesario en el menor tiempo
posible, los niños son explotados en el tercer mundo e incluso son utilizados como
guerrilleros en algunas guerras por algunos paises, hay más hambruna que nunca y
el estado del bienestar está desapareciendo de los paises desarrollados y tecnolo-
gicamente avanzados.

Necesitamos más,  para darnos cuenta que el cambio es necesario, que somos
nosotros los que debemos cambiar para que todo lo demás cambie? El mundo
es injusto porque nosotros lo permitimos, el mundo es violento porque nosotros
lo permitimos, el mundo es cruel porque nosotros lopermitimos. Mientras
no entendamos que para que unos disfruten, otros han de sufrir no habremos
entendido nada y ahora es el momento propicio para dar ese salto cuántico del
que hablan los mayas en un calendario ciclíco que da paso a otra forma de vivir,
a otra era, a una conciencia en la que el disfrute libera el dolor y permite gozar
con otra perspectiva de vida.


domingo, 2 de diciembre de 2012

EL PLAN


Concluyo un aspecto importante del plan de mi alma,
consciente de todos y cada uno de los detalles que a
lo largo de una vida han hecho posible el cumplimiento
de aquello que una vez quise experimentar.

Todas las piezas del rompecabezas se han colocado
en su sitio, permitiendo que pueda observar la totalidad
de aquello que es una página mas en el libro de registros
de mi alma.

Las lágrimas inundan mis ojos en un sentimiento de alegría,
cansancio pero también de completitud.
Siento que todo mi ser está conectado a una corriente de
flujo continuo, dónde no hay separación, dónde todo
forma parte de un todo mucho más grande y dónde la
mente se pierde en la grandeza de la conciencia universal,
en la certeza de que soy parte de un plan y que mi propia
experiencia forma parte de algo mucho más grande de lo
que mi mente es capaz de interpretar pero  que mi ser lo
percibe como TOTALIDAD.

lunes, 19 de noviembre de 2012

LOS SENTIDOS


No mires lo que tus ojos te muestren.
No escuches lo que tus oídos oyen.
No hables lo que tu boca dice.

Mira con los ojos de un niño.
Escucha con el oído de la naturaleza.
Habla con la sabiduría del silencio.

Mira a través de tu corazón y podrás ver
la puerta que abre los sentidos internos que
dan forma a tu ser, permitiendole experimentar
sin límitaciones, abriendose paso a infinitas
posibilidades.

Todo aquello que vemos, oimos y sentimos,
tan sólo es tangible en nuestra mente.
Abre los ojos de tu corazón y siente como
el mundo se calla y en el silencio, la luz da
paso al infinito.

domingo, 4 de noviembre de 2012

GUERRA Y RELIGION

Desde tiempos inmemoriales la guerra surge como telón de
fondo de la religión. En nombre de Dios, el hombre coloniza,
aniquila, mata y destruye guiado por el ego, el fanatismo y el
ansia de poder.

La paradoja es que en un mundo colapsado por el poder y el
materialismo, la lucha sigue siendo en nombre de Dios.

Tecnología, avance, progreso, evolución... La lucha sigue
igual. Así nos lo relatan  la Biblia, Los Vedas, la epopeya de
Gilgamesh, el Popol Vuh. Cuantas batallas en nombre de unos
dioses que tras la imagen de divinidad esconden seres codiciosos,
vengativos, homofobos y destructores.

El ser humano no desea matar, destruir ni arrasar, en ello reside
su  autentica divinidad.
Es la victima de un Dios invisible que ya no tiene credibilidad y que
para poder cumplir sus objetivos acude a su propia destrucción,
dejando el alma dormida con cualquier sustancia para no escuchar
su propia voz y darle el poder a un fanatismo absurdo, donde el
verdadero Dios desaparece tras la destrucción.

Como en todas las guerras nadie gana y nadie pierde. Los grandes
pilares de cualquier religión se tambalean y van cayendo poco a poco,
mostrando desnudo  a ese Dios de barro que sólo ansia violencia
y crueldad y que forma parte intrínseca de nosotros mismos como
creadores del mundo en que vivimos.